top of page

Si hiciera la Working Holiday Portugal de nuevo...

Reflexionando sobre mi año pasado en Portugal con la visa Working Holiday, me doy cuenta de que, aunque hubo altibajos, ciertamente hay cosas que desearía haber sabido de antemano. Si hiciera la Working Holiday Portugal de nuevo, esto es lo que haría diferente:


Lo primero es que me confié en que el idioma sería fácil porque se parece mucho al español. Y aunque leer los carteles o sobrevivir con portuñol no es imposible, se hace mucho más fácil cuando entiendes lo que te estan diciendo.





Pero lo más importante sería que al llegar, me quedaría en un hostal para conocer a otros viajeros y disfrutar de la ciudad como turista. Desafortunadamente, mi llegada en septiembre de 2021 coincidió con la pandemia, así que me alojé en una Guest House y eso hizo que el inicio de la visa fuera un poco solitario.





Aprovecharía el primer día para ir a comprar una SIM Card para mi teléfono y la tarjeta de transporte de la ciudad si es que me pienso quedar ahí.

  • Te recomiendo la compañía WTF (es como el WOM portugués y para sacarla solo necesitas tu pasaporte y 10€ en efectivo). Tienen un plan anual de 30GB por 15€ que está bastante bueno.

  • Y para la tarjeta de transporte al menos en Lisboa solo tienes que ir a la estación de metro Marquez do Pombal con tu pasaporte, un lápiz y una foto tamaño pasaporte, rellenar un formulario, pagar 12€ e ir a retirarlo al día siguiente.

Otra cosa que haría inmediatamente sería sacar el NIF, es como el RUT portugués y lo necesitarás para muchas cosas. También si quieres trabajar te recomiendo sacar el NISS apenas llegues. Te harán la vida más fácil.


Y abriría una cuenta de banco, aunque siempre puedes sacar la Revolut, que es un banco online europeo mucho más fácil y eficiente que los presenciales. Para abrirla te va a pedir un número de teléfono del país donde estás y la visa estampada en el pasaporte.


Y una vez hechos todos los trámites pasaría un par de semanas explorando la ciudad. Yendo a lugares como Sintra y Belém. Siendo turista y conociendo los miradores que hacen a la capital portuguesa un lugar tan bello.


Dado que la visa Working Holiday Portugal solo permite trabajar un máximo de seis meses, usaría los primeros tres o cuatro para tomar un curso de idiomas. Me inscribiría en uno de los cursos gratuitos de portugués para inmigrantes que están disponibles y aprovecharía mi tiempo libre para viajar e sumergirme en la cultura local.




También consideraría hacer voluntariado para ahorrar en costos de alojamiento en esta primera etapa. Justo como lo hice en abril del 2022. Cuando partí a un pequeño pueblo en Algarve, llamado Aljezur, a vivir y trabajar en un pequeño hotel playero.


El voluntariado lo encontré en Worldpackers. Plataforma que hasta el día de hoy ocupo para viajar sin pagar alojamiento.


Una vez completado el curso de idiomas conseguiría una habitación y trabajo. Esto me daría la oportunidad de interactuar más con los portugueses, aprender sobre la cultura local y planear un viaje increíble para cuando mis meses de trabajo terminen.


Como entonces todavía me quedarían tres meses en mi visa, este sería el momento perfecto para terminar de conocer el país. Haciendo voluntariados o rentando un automóvil para explorar las áreas más remotas de Algarve a las que no es fácil acceder en transporte público.



Si hubiera sabido estas cosas antes de embarcarme en mi aventura, habría podido aprovechar mejor mi tiempo allí. Por supuesto, la experiencia de cada persona es diferente y no hay una manera correcta o incorrecta de abordar una Working Holiday, pero si planeas hacer algo similar, quizás mi experiencia pueda servir como guía útil.

 


Si te vas pronto a Portugal con la visa cuéntame cuáles son tus planes!

Комментарии


bottom of page